SAMSUNG CAMERA PICTURESEn días pasados una de mis alumnas me comentó que estaba decaída físicamente porque tenía la tensión baja. Sé por experiencia propia que se siente cuando baja considerablemente la tensión porque tengo esa tendencia. La hipotensión puede ser una condición hereditaria, o puede ser desencadenada por diversos factores.

Hay personas que naturalmente tienen la tensión baja y sin embargo no presentan síntomas, pero si baja más allá de su presión habitual pueden sentir: Mareo y decaimiento. Desvanecimiento. Dificultad para respirar. Dolor de pecho. Dolor de cabeza. Pies y manos fríos. Palpitaciones (puede sentir cómo el corazón late con mayor energía)

Cualquiera puede sufrir una baja de presión repentina que provoque síntomas y sensación de desvanecimiento. Entre los factores que la pueden provocar estar por ejemplo estar de pie por mucho tiempo, estar en un ambiente muy caluroso, sentir dolor y emociones fuertes, enfrentar un shock emocional, pero la verdad existen muchos otros que no pueden ser determinados.
Si estamos expuestos a estos factores puede provocarnos una baja breve y temporal de la presión arterial, si no es temporal lo recomendable es visitar un médico.

El yoga y la meditación pueden ayudar a controlar la presión arterial, tanto la alta como la baja.

La tensión baja está muy relacionada con las emociones, por lo que los pranayamas y la meditación son indicados para mantenerla en armonía. Una rutina de asanas que eleven la presión arterial es recomendada, las invertidas, aperturas de pecho, torsiones y posturas de descanso pueden marcar la diferencia si se realizan con constancia y se hacen un hábito de vida.

Comparto con ustedes una sencilla rutina para ayudarte a mantener a tono tu presión sanguínea

Rutina de Yoga para controlar la hipotensión

Tadasana (postura de pie) 3 a 7 respiraciones
Uttanasana (flexión hacia adelante) 3 a 7 respiraciones
Adho mukha svanasana (Perro 2) 3 respiraciones
Bhujangasana (Cobra) 3 a 7 respiraciones
Dandasana (Postura de bastón) 5 respiraciones
Marichyasana I (torsión) 5 respiraciones por cada lado
Sirsasana (parada de cabeza) 7 a 20 respiraciones
Balasana (postura del niño) 7 respiraciones o más si lo necesitas
Savasana (postura del cadáver) 7 respiraciones completas y profundas
Pranayama Nadi Sodhana 9 ciclos completos
Meditación 5 a 10 minutos

Otra excelente práctica para controlar la hipotensión es hacer diariamente los ejercicios del llamado “Cinco Ritos tibetanos” esta combinación de movimientos son totalmente recomendados. De ellos hablaré en otro artículo.

Recomendaciones Adicionales

Mantente bien hidratado
Ingiere comidas en pocas cantidades con menores niveles de carbohidratos, en lugar de grandes comidas con muchos carbohidratos
Toma una siesta corta después de una comida
Equilibra tus consumos de sal y azúcares.
Regálate espacios de relax y descanso verdadero