recibir-300x300Hola, hola. Bienvenido a un espacio para ti. Hoy, te tengo un artículo muy simpático y minimalista, que sé que te ayudará a identificar,  reconocer y cambiar patrones en tú vida. Y es que a veces, no nos damos cuenta señores de que nos contradecimos constantemente entre lo que queremos y hacemos. ¿Me voy explicando? Ya te aclaro.

 No te preocupes, a todos nos pasa:

 Hace tres semanas en astrología, estaba indicando a mis colegas y profesora que deseaba generar más dinero para unos proyectos que quería realizar (Allí nos había pegado el bajón de la luna Tauro). Pero, en la misma charla, también decía que no iba generar factura durante ese mes en particular y que iba enviar la carta a la entidad responsable de que no iba a facturar ni generar impuesto en ese mes  en particular. Mi profesora (muy sabía ella) inmediatamente me dio una cachetada cósmica y me dijo:

¿Tú te estás dando cuenta de lo que estás diciendo Ciohora? – con mucho amor. Y yo: ¡No! – desconcertada, le respondí. Ella me vio con su gran paciencia y adorable sonrisa y me dijo: Te estas contradiciendo totalmente Ciohora, estás afirmando y pidiendo más dinero, pero le estas diciendo al universo que no te lo mereces, al decir, que porque solo atendiste a dos clientes no emitirás facturas. Tú tienes una responsabilidad ante la sociedad y con el universo. Cuida y vigila como te hablas.

Y yo, no sabía que decirle, tenia toda la razón, fue una reacción. Todos,  tenemos esos momentos. Mi profesora me hizo verlo inmediatamente y trasmute mi falsa creencia y lo que había salido de mi boca.

En otra oportunidad, en un curso sabatino que realizo de Chakras una de mis compañeras afirmaba que ella quería ganar más dinero, ser más productiva y que estaba buscando medios para hacerlo. Pero, cuando fui a trabajar en otra oportunidad por un llamado, la escuche en curso hablando y opinando que el dinero no era realmente importante y que había mejores cosas que el dinero. La escuche atentamente y aproveche mi oportunidad de darle la misma cachetada cósmica que mi profesora me dio a mí, para que se escuchara lo que se estaba diciendo y como se estaba hablando, muy humildemente, porque yo había hecho lo mismo tres semana atrás

Esta semana, en consulta con una mis clientas. Me comentaba que deseaba con toda su fuerza tener una pareja en su vida, un hombre de tal manera, que había escrito todas las cualidades y pedido al universo como lo quería, que era una de sus áreas que quería mejorar, ya que llevaba muchos años sola y sus relaciones no siempre eran positivas ya que tenia hombres que no la respetaban y valoraban. Empezamos a trabajar. Cuando vi sus redes sociales note, que muchas de las cosas que compartía, eran de frases como: Si eres soltera eres la persona mas afortunada en la vida, Es mejor ser soltera que tener a un hombre al lado, Tú no necesitas de un amor romántico, Todos los hombres son iguales y otras cosas más

Con estros (03) ejemplos, incluyéndome, creo que me he explicado a la perfección y habrás entendido la lección que quiero enseñarte, como te dije, simpático y minimalista. Entonces, te invito a qué te preguntes ¿Cómo te estás hablando? ¿En qué te estas contradiciendo?

Dinero

¿Estás pidiendo más dinero al universo? Pero hablas constantemente de escasez

¿Deseas aumentar tú productividad y prosperidad monetaria? Pero siempre afirmas que no hay, no hay, todo está caro, nada alcanza. No se puede, no hay.

¿Deseas más dinero para saldar deudas y cubrir otros gastos? Pero haces saber que no eres merecedor cuando indica que el dinero no es importante o evades responsabilidades sociales

Amor

 Deseas a una pareja ideal. Pero constantemente dices que no necesitas de nadie en tú vida y que no sacrificarías nada, porque no quieres perder libertad, porque las relaciones son tormentosas, porque no quieres dar explicaciones y una cantidad de excusas más.

Pides y pides con cualidades especificas esa pareja ideal. Pero en conversaciones afirmas que todos son iguales, que no valen la pena, que es mejor seguir soltera, emites energías negativas criticando otras relaciones, dando malos consejos según tus experiencias, crees que todos son iguales y atrayendo a personas feas a tú vida.

No te preocupes si no te habías dado cuenta, ni te sientas mal, no pasa nada. Está es la cachetada cósmica, la reacción para que trasmutes y cambies lo que emites.

 Comparte y contagia

 Un enorme abrazo!