primeraclasedeyogaDigamos que llevas tiempo dándole largas a lo de practicar yoga. Haz escuchado o leído sobre sus beneficios pero por falta de tiempo, flojera o miedo no haz ido nunca a una clase. Bueno, lo primero que te quiero decir es hazlo! No lo dejes para después! Aquí te dejo algunas recomendaciones precisamente para ti:

1) Llega temprano: llega al menos 10 minutos antes de la clase, así podrás prepararte con tranquilidad y será más fácil que consigas un lugar en la sala en el que te sientas más cómodo.
2) En la sala: quítate los zapatos y las medias antes de entrar en la sala. A veces los estudios tienen casilleros para los zapatos, pero si no es así pregúntale a alguien o simplemente ve lo que hacen los demás. Coloca tu mat en la misma orientación que el resto de estudiantes y procura ubicarte en un lugar desde el que puedas ver al profesor.
3) Comunícate: antes de que empiece la clase acércate al profesor y dile que es tu primera clase. También dile si tienes alguna lesión, especialmente si es reciente. Lo más común y recomendable es no hablar durante la clase, sin embargo no dudes en comunicarte con el profesor si tienes alguna duda o molestia.4) Respira: es muy común que los nuevos estudiantes contengan la respiración durante la práctica, especialmente en las posturas que se les hacen más difíciles. Simplemente no contengas la respiración.
5) Practica en casa: si practicas algunas de las posturas básicas en casa -como el perro hacia abajo por ejemplo- te sentirás más cómodo en la siguiente clase.
6) No te vayas en medio de Savasana: la mayoría de las clases de yoga termina con Savasana (o postura del cadáver), pues esta postura deshace cualquier tensión que haya quedado de la práctica. Nunca salgas de clase antes de Savasana, evitarás lesiones y tu cuerpo y mente lo agradecerán.
7) Namasté: No te asustes con los mantras o palabras en sánscrito que no entiendas. Repítelas sólo si te nace, y si no es así sencillamente escúchalas con atención y observa si tienen algún efecto sobre tu estado de ánimo.

Es normal que en la primera clase te pierdas un poco o no entiendas del todo lo que dice el profesor. Sin embargo mira a tu alrededor: todos los que están ahí tuvieron una primera clase también. No hay nada que temer, equivocarse es parte del camino. Disfruta!

Si quieres participar en las clases para principiantes e intermedios “Yoga para la vida” Clickea aquí

Vía  AV Yoga