merecimiento patriciachalbaudLa  vida es tan infinitamente abundante que no tiene sentido asomarse a la idea de conformarnos con menos que lo mejor.  Nuestra alma indica el camino a seguir y todo lo que podemos tener y compartir en nuestras relaciones y vivencias. Somos tan valiosos que merecemos lo mejor, y así siempre tendremos lo mejor para dar, pero a veces lo olvidamos.

Un buen comienzo para retomar el camino del merecimiento es aprender a dar con calidad y amor, de forma auténtica, estamos llenos de cosas buenas para compartir, y dar solo nos abre las puertas de infinitas posibilidades y nos hace reconocernos como seres llenos de luz y merecedores de todo lo bueno. No hay que tener miedo de dar y compartir porque mientras más damos más espacio se hace para recibir. La vasija siempre se llena y se vacía para volverse a llenar….nunca nos falta nada y siempre que damos lo mejor el universo lo compensa.

Por eso creo que no hay que conformarse con pedacitos y migajitas de amor, de amistad, de valor, de quizás algún día tenga, de por si acaso me guardo esto…eso es miedo, y el miedo es la antítesis de la mor. Hoy es un día excelente para soltar y dejar que sea el universo el que coloque cada cosa, cada ser en el lugar que le corresponde.La vida tiene tanto para dar y tan infinitamente, el universo es feliz dándonos todo lo que soñamos y creemos. Lo único que hay que hacer es creer y confiar.  Conformarnos con menos que lo mejor no tiene sentido. Lo valioso, lo amable, lo honesto, lo que se da de corazón, con consciencia y alegría es parte de eso que llamo “lo mejor” y siempre es posible.

Cuando no nos conformamos le decimos al universo  “sé que hay más, sé lo que merezco y por eso enfoco mi atención en lo mejor”. Cada ser vale mucho y el día que te conformas con recibir en tu vida migajas te restas valor, te cierras a la posibilidad de recibir la abundancia ilimitada que eres capaz de crear y recibir en cualquier ámbito.

El amor y la capacidad creadora que tenemos no se mide ni se dosifica porque es infinita. La energía que nos conforma se renueva cada día.  Por eso creo firmemente que cuando nos conformamos perdemos posibilidades valiosas y nos cerramos a recibir lo que merecemos de verdad. Muchas veces nos pasa que por satisfacernos de inmediato no tomamos el tiempo necesario para dejar que se manifieste lo que verdaderamente merecemos. Vale la pena la espera porque todo lo que merecemos llega, tan solo es cuestión de tiempo.

Heiddi Sulbaran en un escrito sobre merecer escribe acertadamente: Recuerda que más allá de la realidad que estés viviendo ahora, mereces lo mejor. Eleva tus aspiraciones y concédete el permiso de recibir todo lo bueno que la vida tiene para darte. Cada noche antes de dormir visualiza tus metas y cada mañana levántate para alcanzarlas. Comienza a decirte y sentir YO MEREZCO TODO LO BUENO EN MI VIDA.

logopattypequ