business-planTienes una buena idea, te apasiona lo que haces, quieres convertirte en tu propia marca y hacer de tu idea, tu servicio, tu emprendimiento una forma de vida, agradable y lucrativa. Para que eso pase hay que  hacer un plan y trazar una estrategia para convertirte en líder y jefe de tu propia firma y apostar a ella haciéndola verdaderamente exitosa y lucrativa.

Cuando me dicen “plan de negocios” “estrategias” inmediatamente pienso en números y normas rígidas, y como me gusta la libertad de hacer lo que quiero y la flexibilidad de la improvisación, tiendo a dejarlo para después, pero si algo es cierto es que si queremos tener negocios exitosos, hay que organizarse y trazar un plan para alcanzar las metas que nos darán la libertad y flexibilidad que tanto gustan a largo plazo.

Un plan de negocios es un modelo formal de metas y pasos a seguir para alcanzar objetivos, incluye planes corporativo, de ventas y estrategia de marketing, así como las proyecciones financieras.

Independientemente de la empresa, emprendimiento, idea de negocio, la elaboración de un plan claro y detallado es un gran primer paso para garantizar la gestión eficaz y la verdadera productividad de tu idea de negocio.Como estoy tratando de “meterme por el carril” comparto esto con ustedes, sé que hay mucha gente con grandes ideas que hechas realidad, con un verdadero plan y con pasión y entrega en su ejecución pueden lograr ser exitosas y productivas.

Un plan nos indica el camino, pero  sobre la marcha seguro tendremos que improvisar porque una cosa es la que planificamos y otra las que salen, pero en el equilibrio de estas dos alternativas se encuentra el éxito y lograr hacer nuestra marca personal verdaderamente productiva.

Elementos de un Plan de Negocios:

Lindsay D’Andrea escribe en la página https://smallbusiness.jdsupra.com  sobre los componentes de un plan de negocios sólido, me pareció interesante y clara su propuesta, los planes pueden variar dependiendo de la empresa, pero hay algunos elementos claves que debemos tomar  en cuenta:

1. Descripción de su negocio: Incluya una descripción de su negocio con una breve historia de la empresa y su estructura de propiedad al centrarse en, lo que eres, lo que haces, y dónde vas.

2. Misión: sentar las bases de su “marca personal” con la descripción de lo que su empresa es y hacia dónde se dirige, deje saber porque sus clientes lo recordarían a la hora de contratar sus servicios.

3. Objetivos: Haga una lista de cinco o más objetivos a largo plazo.

4. Análisis de mercado y la investigación: Siempre hay que ser capaz de explicar, lo que sabe acerca de su industria, lo que sabe acerca de su competencia, cual es su mercado objetivo y qué obstáculos tiene para alcanzarlos.

5. ¿Por qué es usted diferente?: Describa en detalle lo que hace que su producto o servicio su marca personal es único en el mercado.

6. Plan de su equipo de trabajo: Describe el equipo que trabaja contigo e incluyen descripciones de personal clave y habilidades especiales.

7. Otras secciones relevantes: los planes de negocio no son una propuesta única. Considere que su idea de negocio, su emprendimiento o marca personal es particular, creada por usted mismo, tiene su sello,  lo que puede hacer que su plan de negocio persiga determinado objetivos particulares, inclúyalos.

8. Un plan financiero detallado y global: esto es una necesidad. Incluso si no le gustan los números!  También debe tener en cuenta que el plan financiero se ocupará de un número significativo de páginas en su plan. Adapte la parte de datos financieros de su plan a sus necesidades, pero la mayoría de los planes incluyen la siguiente información: costos de puesta en marcha, las proyecciones de ingresos con supuestos globales, las proyecciones de gastos con supuestos globales, las proyecciones de flujo de efectivo de cinco años, las proyecciones del balance de cinco años, fuentes de capital y otros datos según sea necesario.

Trazar un plan de negocio puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre tener una idea o tener un negocio productivo. Yo prefiero que mis ideas se conviertan en la segunda opción, me encanta la libertad de hacer lo que quiero, de expresar mis ideas, pero sé que son tan valiosas que tienen que ser productivas y para llevarlas a la productividad hay que trabajar, planificar y hacer uso de estrategias. En realidad me parece que el camino se vuelve muy interesante.