El amor es la fuente infinita de la existencia, venimos del amor y regresaremos al amor, por eso anhelamos tanto sentir amor, por eso la atracción que sentimos hacia el otro.  La energía de la vida es poderosa, es amor puro y esta energía es creadora, es creativa, es infinita y es la energía que nos habita.

Sin embargo hay poca consciencia despierta sobre el poder del encuentro sexual.

María Gabriela Santini @sexoyespiritu dice en una de sus maravillosas clases “No hay una experiencia humana mas poderosa energéticamente que el encuentro sexual”

En el encuentro sexual construimos energía de vida, energía sexual, esta energía crece y se expande en nosotros permitiéndonos crear, sanar, experimentar la vida desde el amor, no hay nada mas poderoso y sanador que dos seres capaces de amarse y contenerse mutuamente, cuando una pareja alcanza el orgasmo y se queda unida en el campo electromagnético que los une son capaces de sanar sus memorias de dolor del pasado, de volverse mas conscientes, de recargar su energía de vida, de volver a resplandecer.

Ese momento después del orgasmo que precede al estado de extásis, donde los amantes se acarician, se besan, se escuchan, se sienten, es poderosamente transformador, en ese espacio la mujer abre un canal de conexión con la consciencia infinita de la existencia y ambos son capaces de transformarse, de recordar de que están hechos, de conectar con la fuente, el océano de amor al que pertenecen.

El encuentro sexual amoroso es una vía para elevar nuestra consciencia y evolucionar.