sex yoga patricia chalbaudEl sexo es sólo el principio, no el fin.

Pero si te pierdes el principio, también te perderás el final.

Osho

El sexo es parte de nuestra naturaleza, somos seres sexuales,  de hecho somos producto del sexo.  La energía sexual trabaja a favor de la vida (ósea de nosotros)  los placeres del sexo nos recompensan y alivian, equilibran nuestra energía y nos hace ser más felices y armónicos.

Las células de tu ser, de tu cuerpo, son sexuales y por eso la mente humana gira en tomo al sexo. Aprovechar y gozar de esta condición natural es parte de nuestra experiencia de vida. Si asumimos el sexo naturalmente dejando que afloren nuestros deseos y sensaciones sin reprimirlos estamos simplemente expresándonos como seres creadores y abriéndonos a conectarnos con personas que vibren nuestra misma frecuencia.

Nacemos perfectamente sexuales, con conexiones maravillosas que nos otorgan placeres únicos, cuando nos unimos a otra persona no solo compartimos el cuerpo, compartimos emociones (reconocidas o no) abrimos nuestros canales de energías,  desde las más básicas hasta las más evolucionadas y sutiles. Dependiendo de la conexión que establezcamos con la persona que nos compartimos podremos mantenernos más o menos unidos, porque más allá del cuerpo hay un alma habitándonos, una inteligencia superior a la que pertenecemos.

El Tantra Yoga  indica que nuestro cuerpo es infinito. No empieza y termina en la piel. Cada ser comparte nuestro cuerpo. Cuando disfrutamos de una comida saludable que satisface nuestros sentidos, todos los seres experimentan regocijo. Cuando nos nutrimos, otros seres se nutren. Cuando expresamos nuestros deseos y movemos conscientemente nuestra energía  todos los seres se benefician. Para el tantra todos los seres formamos parte de una unidad. El YO en realidad es el todos.

La mujer y el hombre somos energía pura, esta energía circula, se expresa y se usa mejor cuando nos encontramos en buen estado físico, mental y espiritual. Para ello requerimos realizan un buen uso de nuestro cuerpo y energía  a través de una dieta adecuada, de una respiración adecuada, de ejercicio adecuado, de un descanso adecuado y de pensamiento adecuado. Desde allí disfrutar el sexo, alimentarnos, descansar, compartir, hacer nuestra práctica de yoga, vivir en el presente son actos simplemente sagrados.

Sígueme en Twitter @somosmargarita

Instragram @pchalbaud

FanPage

logopattypequ