Nos han vendido el modelo de “Mujer Sexy” como la mujer libre, poderosa, encargada de su sexualidad, capaz de elegir lo que quiera, nos han vendido una imagen falsa que dice se sexy y serás atractiva, se sexy y tendrás el control, se sexy y atraerás lo que desees, se sexy y te sentirás bien, se sexy y serás una diosa, se sexy y le gustarás a otros. Se sexy y tendrás el poder.

Nada más alejado de la realiidad, el modelo sexy de moda interviene el cuerpo de tal forma que nos alejamos de nosotros mismos, se considera sexy un modelo que no es natural y para ser alcanzado debe pasar por muchas intervenciones.

Es tan fuerte la influencia de los medios que promueven el ser sexy, que las mas jovenes desdeñan sus propios cuerpos porque no son acordes a lo que la publicidad promueve. Nuestros modelos de mujeres bellas, exitosas, empoderadas son referentes sexys y su propuestas están llenas de carga sexual, un ejemplo son Jlo y Shakira en el Superbowl.

Darse una vuelta en IG nos muestra lo que se considera sexy y se que el porcentaje mas alto de mujeres no entra en ese prototipo.

¿Que estamos haciendo? ¿porque nos estamos dejando llevar? La sensualidad es hermosa, el erotismo es parte de nosotros, pero el modelo de la “mujer sexy”, que nace del porno por cierto, no es garantia de satisfacción.

Necesitamos despertar la consciencia, conectar con nuestro cuerpo, aceptar su belleza, cuidarlo con amor, nutrirlo, acariciarlo, disfrutarlo, respirarlo, moverlo, hacernos conscientes de nuestro valor.

La fuente del placer está en ti, en tu cuerpo, en como te relacionas con el, en tu mente, en tu amor por ti, en tu aceptación propia.

Vayamos a la raiz de donde nace la necesidad de cambiar la condición fisica para verse “sexy” antes de intervenir mas y mas el cuerpo.

La sensualidad es bella porque nace del sentirte bien en ti misma, de disfrutarte, de experimentar con naturalidad el placer.

De estos y muchos otros temas estaré hablando en mis proximas Charlas, Podcast y redes. Despertar consciencia y abrir espacio a diversos tipos de pensamiento y enfoques es necesario para reconectar con nosotras mismas.