b0e274adac8b5fa731af3f00fca56cd9La vida “moderna” que llevamos puede ser muy ajetreada, comemos muchos alimentos procesados, descansamos poco, nos llenamos de stress y preocupaciones y el cuerpo se atiborra de un cóctel de químicos que nos intoxican, el resultado? Obesidad, enfermedades de diversas índoles, stress, depresión, ansiedad, sistema inmunológico deficiente, entre muchísimas otras degeneraciones. Este ciclo puede resultar muy peligroso si no tomamos consciencia a tiempo pues termina deteriorando  la calidad de la vida.

Nuestra vida es un momento muy corto de la eternidad como para desperdiciarlo, tomar conciencia es primordial, es el primer paso, no importa si no sabemos cómo comenzar el cambio, o si ponemos resistencias, el deber con nosotros mismos es mayor a eso y cuando queremos algo de verdad los “como” aparecen y las “resistencias” se vencen. Tenemos la tendencia innata a sabotearnos la vida, pero en estado de conciencia podemos atajarnos en pleno saboteo y elegir lo mejor. Tener estado de conciencia comienza por  observarnos, responsabilizarnos por nosotros mismos y tener el valor y coraje de dejar de echarle la culpa al mundo, a la pareja, al jefe, a los padres, a los amigos, a los hijos, al país o las circunstancias que vivimos, el cambio es un tema propio, personal, que comienza dentro de cada uno de nosotros.

Para dar el primer paso a una vida equilibrada, en armonía, salud y felicidad es bueno considerar entrar en un camino distinto al que recorrimos hasta ahora de forma cíclica en la vida. Juega un papel importante la aceptación,  alimentación, actividad física,  actitud positiva, meditación o espacios de soledad y la constante observación, veamos de que se trata…

Aceptación: Para poder resolver un problema o cambiar de alguna manera cualquier hábito, primero que nada debemos aceptarnos tal como estamos. No podemos decidir un cambio si no reconocemos que queremos cambiar. Aceptarnos como somos, con lo que hemos hecho hasta ahora y asumirnos responsablemente es la demostración de amor más grande que podemos tener por nosotros mismos. Nadie más que tú  mismo está al mando, reconocerte como el conductor de tu vida, conferirte el poder de direccionarte hacia lo que tu realmente eres es responsabilizarte y asumir que los logros de cada día son tuyos, que tu felicidad es tuya, que tu salud es tuya y que tu paz nace de lo más profundo de tu corazón.

Detox Veggie: Me encanta esta frase en inglés, significa desintoxicación vegetariana, desintoxicación a través de la alimentación, a través de vegetales o alimentos orgánicos. En estos tiempos la alimentación vegana, veggie detox, desintoxicante, crudivegana, sana, orgánica y muchas otras tendencias, están tomando auge y gracias a dios que es así, porque regresar a los productos que nos da la tierra, sin químicos.

Alimentarnos equilibradamente, con productos orgánicos, sin procesar, es una forma de ayudar al cuerpo a desarrollar un sistema inmunológico efectivo y equilibrado.  La verdad es que nuestro cuerpo está diseñado para desintoxicarse diariamente pero son tantas las toxinas a las que lo exponemos que estamos siempre en sobre marcha, por eso ayudarlo a desintoxicarse nos da salud y nos permite tener mayor calidad de vida.

Si estas incursionando en este camino, para comenzar te recomiendo:

  • Consumir alimentos integrales no procesados
  • Prefiere alimentos orgánicos
  • Evita enlatados, bebidas embotelladas o enlatadas
  • Consume arroz integral, harinas y leches vegetales
  • Baja la ingesta de carnes rojas y pollo
  • Evita harinas refinadas, azúcar refinada y grasas saturadas
  • Una forma de confiar en los alimentos adecuados es preferir los que se cultivan localmente
  • Si vives en Margarita busca los hidropónicos hay varios, conucos, las carreteras de los pueblos están llenas de lo que se cosecha en esta tierra prodigiosa, compra pescado fresco a  la orilla del mar
  • Compra siempre productos frescos, evita los congelados
  • Toma jugos recién hechos, come la fruta recién cortada
  • Si puedes hazte una hidroterapia de colón para eliminar las toxinas, aquí te recomendamos a una especialista en Margarita Isis Barboza, el cambio es contundente
  • Hidrátate puedes prepara una jarra de té verde, o manzanilla, o limoncillo,

Actividad Física: Nuestro cuerpo está diseñado para movilizarse, para estar activo, combinar periodos de actividad física con periodos de descanso es la norma. Lo natural para el cuerpo es caminar, nadar, respirar, correr, reproducirse, cambiar constantemente, segundo a segundo estamos generando millones de células, necesitamos sudar, reírnos, hacer el amor, alimentarnos, hidratarnos, descansar, el cuerpo nos da recompensa por eso liberando endorfinas.

Entendiendo que la vida es movimiento y se mueve en ciclos, por favor muévete, haz lo que te guste: corre, camina, sube montañas, nada, haz yoga, monta bicicleta, asiste a un gimnasio, práctica algún deporte, pero conviértelo en parte de tu vida. Deja el carro en el estacionamiento cuantas veces puedas y muévete, tu corazón te lo agradecerá, te sentirás muy bien y poco a poco podrás ir incrementando tu actividad física, nada como dormir después de practicar yoga, hacer el amor o haber dado una larga caminata.

Actitud: Las metas, la felicidad, la paz, las buenas relaciones se alcanzan teniendo actitud positiva y construyéndolas paso a paso. La mente es capaz de convertir en realidad todo lo que tu creas que es posible. Por nuestra mente pasan miles de pensamientos al día, nuestro cerebro es una máquina mental poderosísima, que no utilizamos a nuestro favor siempre, al contrario tenemos tendencia al saboteo. La mayor parte de nuestros pensamientos y acciones son hábitos,  repetimos inconscientemente los mismos patrones todos los días con pocas variaciones en nuestros comportamientos. ¿Qué pasaría si desafiaras estos hábitos y costumbres, si te decidieras a salir de tu zona de confort y exploraras nuevas ideas y nuevas formas de hacer las cosas? ¿No cambiarías tu vida? Construir la vida que quieres es cuestión de tener mucha actitud más que los recursos que muchas veces crees que te faltan. Atrévete y responsabilízate por tu felicidad. Haz actividades nuevas, cambia el camino, flexibilízate, explota tu lado derecho del cerebro, actívalo, permítete actuar con creatividad y ataja cualquier pensamiento negativo y conviértelo en uno positivo, únete a personas con actitud positiva y comparte, compartir te abre las puertas a recibir aun más. Buda dijo una vez “Sostenemos el mundo con nuestros pensamientos”

Espacios contigo mismo: Cual es el temor a estar solo? A mirar dentro de nosotros? La vida yace allí dentro, no hay nada que temer, en la medida que somos capaces de reconocernos y amarnos a nosotros mismos, somos capaces, de reconocer y amar a los otros. Estar solos es una bendición que debemos agradecer, nos permite sabernos capaces de responsabilizarnos por nosotros mismos, de darnos a nosotros mismos lo que realmente necesitamos. Los seres humanos vivimos en clanes, nos agrupamos, en equipo trabajamos mejor, pero es necesario reconocer la necesidad de regalarnos espacios de silencio, de meditación, de soledad donde seamos capaces de escuchar nuestro corazón y su ritmo, que es único  e inigualable. Estos espacios recargan nuestra energía y nos permiten darle al mundo nuestra verdadera misión de vida.

Observación: Observarnos constantemente, respirar conscientemente tiene una connotación importante: nos trae al presente, nos mantiene aquí, y si somos conscientes de que esto es lo único que tenemos, este momento, este presente, nada nos debe pertubar, porque el pasado es solo una plataforma de historia y el futuro es incierto, vivimos en la incertidumbre y eso no debe atemorizarnos, porque es la naturaleza de la vida, si confiamos en la fuerza superior que nos contiene todo está bien. En este plano resulta una bendición  observarnos, sentirnos, percibir el mundo a través de los sentidos, conectar cuerpo, mente y espíritu y esto se logra a través de la disciplina constante de la observación, sin juzgar, solo fluyendo en la naturaleza de la vida sin resistencia, haciendo nuestras labores de vida desde el más profundo amor.logopattypequ