practica persona patricia chalbaudCuando comencé a practicar yoga, pensaba que la información que recibía era demasiada y que me llevaría toda una vida procesarla, jamás pensé en esos comienzos que un día decidiría ser maestra de yoga.

Tenía unos kilitos demás, muy poca flexibilidad y la verdad era muy tosca con mi poco equilibrio, me costaba silenciar mi cháchara mental y consideraba que había comenzado a una edad “tardía” para desarrollar cualquier deporte.  Al ver a mis compañeras paradas de cabeza, con los pies al cielo sosteniendo la cadera al aire tan derechitas, o en postura de equilibrio y flexibilidad, me decía esto no es para mí, será imposible que yo haga eso.

Sin embargo continúe asistiendo a mi practica, una y otra vez, cada vez salía con mayor alegría, armonía y poco a poco fueron sucediendo cosas mágicas.

Comencé a alimentarme mejor sin esfuerzo, hice un detox natural, comencé a leer  contenido sobre la práctica y la filosofía de la vida yoguica cada vez me resultaba más interesante,  experimentar con mi cuerpo se convirtió en algo realmente emocionante! Si pude hacer todas esas posturas, adquirí flexibilidad y empecé a ver mi cuerpo hermoso.

Sin pensarlo mucho mi vida dio un vuelco, me convertí en una mujer más amable, segura, asertiva y agradecida,  además pude reconocer mas mi verdadera esencia, mi ser interior comenzó a expresarse y  de repente me encontré  reunida  con personas de conciencia más elevada, positiva y con mucho que compartir, me abrí a conocer mas el mundo, salir de mi zona cómoda y disfrutar cada encuentro, lugar, experiencia desde mi corazón.

Cuando descubrí que la magia era la práctica de yoga, comenzaron a surgir en mi vida guías sabios y dispuestos a ayudarme a decidirme a abrir las puertas a otra dimensión. Uno de mis maestros me repitió hasta el cansancio: El yoga es 1% teoría y 99% practica, eso me quedó grabado y practicando fui comprendiendo que para poder  sustentar a lo largo del tiempo el bienestar en mi vida  debía respetar  mi práctica personal, diaria, amable, hermosa, humilde, un recorrido único que solo podía hacer yo, mi alma comenzó a expresarse, y yo comencé a disfrutar mi mundo interior.

Esa práctica me otorgó  la capacidad de asumir seriamente mi rol de maestra de yoga, mi practica personal  es un tiempo que me dedico a mi misma, a escuchar y sentir mi cuerpo, a silenciar mi mente y dejar que la mejor versión de mi misma, mi alma, tome las riendas, los resultados son maravillosos!

Ante cualquier desequilibrio de salud, emocional o físico, ante ansiedad, stress, o simplemente para mantenerte en armonía con tu propia esencia, disfrutando tus talentos, tu vida, desarrollándote como el ser humano único e irrepetible que eres, digo con convicción: HAZ YOGA, esta práctica no solo cambia tu vida, la mantiene en bienestar y equilibrio a lo largo del tiempo.

Recibe clase guiadas de la mano de instructores y maestros, pero siempre ten un tiempo en el día para tu practica personal, una rutina de posturas, respiraciones, meditación, propia, única, esa es la que te lleva al encuentro con la mejor versión de ti mismo,  ese encuentro contigo mismo es invalorable.

 Sígueme en Twitter @somosmargarita

Instragram @pchalbaud

FanPage

logopattypequ