Visualización de la Ley de AtracciónCuando nos encontramos con un tema nuevo o desconocido, una de las primeras cosas que queremos saber es de qué se trata, para qué sirve y cómo se usa. Un tema que está siendo mencionado ampliamente en la actualidad es la Ley de Atracción. Buscamos información al respecto y encontramos que esta ley plantea la atracción de hechos, de realidades, que en nuestra mente se han verbalizado, visualizado y sentido, ya sean positivas o negativas, ya sean deseadas o indeseadas, consciente o inconscientemente.

 ¿Cómo ponemos en práctica la Ley de Atracción?

Pues de manera muy sencilla y ¡en pocos pasos! … Ante todo hay que tener bien definido lo que se quiere, ponerlo en claro y muy bien detallado antes de comenzar con el procedimiento. Escribirlo siempre con expresiones positivas, como por ejemplo, «Estoy en proceso de sanación», en vez de «No quiero estar enfermo», pues lo que efectivamente se percibe y se siente con la segunda frase es la enfermedad y eso se atraerá y permanecerá.

Una vez determinados los objetivos, es decir, todo lo bueno que se quiere que suceda, lo que se quiere obtener, tal como una buena salud, un buen empleo u ocupación productiva que nos dé libertad económica o conocer una excelente pareja compañera de vida, entonces también es preciso estar calmado para que nuestra mente se enfoque en pensar lo que queremos obtener, que las visualizaciones  mentales sean precisas y bien enfocadas y detalladas.

Antes de comenzar con la visualización es preciso sentirse agradecido de todo lo bueno que ya se posee y se vive. Inmediatamente se expresa el deseo, y además de visualizar la situación positiva que se quiere, se manifiesta y se siente la alegría y satisfacción que se tiene cuando se recibe lo deseado,  pues ¡se atrae todo lo que se siente! … el cuerpo vibra y se estremece, y esas ondas positivas ¡atraen ondas positivas! … tal como una cuerda de guitarra vibra sin tocarla, cuando la cuerda de al lado que se pulsa está con la misma afinación.   🙂

Y ¡atención! … si tienes plena confianza y seguridad de que lo que has pensado,  visualizado y sentido sucederá … entonces … ¡la Ley de Atracción se verificará!