zuccini300Me encanta comer pasta, creo  que la cocina italiana es una de las que más me apasiona, podría comer pasta diariamente en infinitas versiones, pero si eso fuera así mi cuerpo pasaría la factura del peso por excesos.

Creo que alimentarnos sanamente es cuestión de sentido común y de creatividad, si escuchamos nuestro cuerpo el nos mantendrá informados de que necesita y casi siempre lo que prefiere es mantenernos en armonía y equilibrio. Para mantener ese equilibrio y seguir disfrutando de la comida italiana descubrí con alegría que podía hacer unos  fettuccines de calabacin o zuccinis deliciosos!

Logré sustituir la pasta (que creía insustituible porque me encanta) por esta versión de fetuccine que es simplemente deliciosa. Para prepararlos hay que comprar zuccinis verdes, firmes y grandes, lavarlos bien y con un pelador de vegetales para hacer julianas (es como un pelador de papas pero con unos dienticos que permiten hacer julianas de diferentes tamaños) rebanamos a lo largo de zuccini, obteniendo unas tiras largas muy similares a la pasta.

El zuccini es un vegetal rico en agua y minerales, ayuda a desintoxicar el cuerpo, su valor calórico es muy bajo, su consistencia es ideal para cocinar con salsas, no requiere gran tiempo de cocción.

Mi experiencia ha sido maravillosa, porque hago mi “pasta” rapidísimo y es muy sana.

Primero preparo una salsa de tomates y champiñones salteando ajo y cebolla, luego añado los champiñones, por último trozos de tomate, sal, pimienta y termino con albahaca fresca, una vez lista esta salsa añado los “fetuccines” de calabacín, mezclo bien, dejo cocinar un par de minutos y sirvo con queso parmesano (puedes servir sin queso, pero es un placer que me permito con alegría)

logopattypequ