A mi la cocina me huele a bondad

Hay una extraña conexión dentro de mí que envuelve en ternura los fogones

Puedo ser  una suerte de bruja preparando pócimas de amor

O un investigador calibrando experimentos científicos

Pero siempre, siempre,  me transforma

Es la magia que convierte en amor el alimento

 

A mí la cocina me traslada a la niñez, a los descubrimientos

Sus aromas me cuentan la historia de cómo me convertí en mujer

Mis raíces se hacen presentes, entre el olor del hierro y la candela

El ruido de sus elementos me suena a  banda sonora del diario vivir

 

A mí la cocina me  traslada a un espacio dentro de mí

Donde yace la mujer, la loba, la hechicera, el alma vieja

La que desentierra los deseos del cuerpo y el alma

y los trae arriba convirtiéndolos en polvos encantados

para completar sus guisos

 

A mí la cocina me huele a mujer, grandiosa, plena

ninfómana, armoniosa, húmeda, ardiente

apasionada, llena de sueños y esperanzas

siempre abierta y con una capacidad infinita para renovarse

 

7.08 am 12/03

Luna en Piscis/ Marte en Aries

Inspiración