creatividadPsicológicamente nos sentimos más felices cuando somos capaces de desarrollar nuestros propios talentos, es una refrescante alegría esa sensación de logro que nos da cuando sabemos que una creación es nuestra, cuando un proyecto resultó exitoso, cuando nuestras ideas se manifiestan en la realidad.

Desde hacer una torta hasta construir las más complejas estructuras nacen de una idea,  de la creatividad y  es la entrega  que le ponemos a desarrollar nuestras ideas lo da resultados muy positivos, pues nos hace sentir muy bien con nosotros mismos concretar procesos creativos.

Desarrollando tus propios talentos

Cada quien tiene talentos únicos y particulares, desarrollar creativamente tus propias capacidades te permite entregarte a ellas convirtiendo las actividades que realizas en el proceso en momentos de disfrute que tienen un impacto inmediato en tu estado de ánimo: Te hacen feliz.

El potencial creativo de un ser humano es sencillamente infinito, no tenemos la más mínima idea de que tan creativos podemos ser y muchas veces no lo descubrimos hasta que nos vemos forzados a hacer cambios en nuestras vidas, lo que hace repentinamente encontrarnos utilizando nuevos recursos, manejando otras posibilidades y actuando creativamente.

Siempre he dicho que los seres humanos somos muy cómodos, donde nos sentimos seguros, plenos y en confianza allí nos quedamos (para bien o para mal) perdiéndonos de las infinitas oportunidades que nos da cada instante de la vida y de construir creativamente nuevas experiencias.  Sin embargo siempre podemos abrirnos a nuevas posibilidades estar más conscientes y “empujarnos” a nosotros  mismos a movernos fuera de la zona cómoda para desarrollar nuestros talentos, que son únicos e irrepetibles y que pueden colmar nuestra vida de felicidad.

Creatividad a tu alcance

Para desarrollar la creatividad hay que estar consciente, movernos hacia nuevas experiencias, aquí te dejo 10 tips para que desarrolles ese potencial infinito que tienes a tu disposición.

  1. Improvisa, no todo tiene que ser agendado y metódico, del caos y la improvisación nacen muchas ideas novedosas
  2. Haz actividades diferentes a las rutinarias, pintar, nadar, bailar, hacer yoga, montar bicicleta, aprender a tocar un instrumento musical, tejer, cocinar, construir,  lo que se te ocurra, eso que dices “yo jamás he hecho…” hazlo!
  3. Descansa bien, Medita, Otórgate momentos de completo silencio. Nuestra mente se embasura de tanta cháchara, hazla callar y dale descanso. Silenciar la mente nos permite abrirnos a recibir nuevas ideas, ser más creativos y confiar más en nosotros mismos.
  4. Conversa, trabaja, comparte con personas nuevas. Hacemos lo que nos resulta conocido con facilidad, convertimos la vida en rutinas para simplificar los procesos, pero nos perdemos de conocer nuevas alternativas y crear nuevas experiencias al evitar lo desconocido. Cuando compartimos con otras personas, sobre todo no conocidas, nos abrimos a nuevas posibilidades.
  5. Escucha música nueva. Qué fácil es mantener el ipod con la misma música de siempre. Cámbiala! Ábrete a otros estilos y tendencias musicales, esto hace que hemisferio derecho trabaje.
  6. Viaja, sal de tu zona conocida. En una zona de comodidad poco aprendemos, porque repetimos lo conocido, sal de la rutina, haz viajes cortos o programa viajes largos, pero viaja, habla con gente diferente a la de tu entorno, mira cómo viven otras personas, experimenta la vida en otros lugares. Mis mejores ideas han nacido cuando ando de viaje, o posterior a un viaje.
  7. Desarrolla tu capacidad de observación manteniéndote atento en el aquí y en el ahora, si estas consiente, sientes, experimentas, visualizas, detallas y créeme que las posibilidades de lo que hay a tu alrededor son infinitas
  8. Permítete ser curioso, investigar, experimentar, leer, flexibiliza tu mente, tu cuerpo y muévete hacia nuevas experiencias.
  9. Vence el miedo al fracaso, a equivocarte. La creatividad tiene mucho que ver con la experimentación y para experimentar hace falta superar nuestros miedos. La creatividad se alimenta de nuestra capacidad para sorprendernos,  entusiasmarnos y adentrarnos como niños en el mundo de lo desconocido.
  10. Usa la imaginación, sueña, dibuja en tu mente todo lo que desees, ponle color, alegría, imagina todo como un hecho real y en presente. Recuerda la frase de Einstein que dice: “La imaginación es más importante que el conocimiento”

 Sígueme en Twitter @somosmargarita

Instragram @pchalbaud

FanPage

logopattypequ