Al igual que descansamos las piernas, los pies, los brazos, luego de pasear o ir de compras, o por hacer un deporte, o por atender la casa o realizar cualquier trabajo, pues bien, el cerebro también conviene ponerlo a descansar, porque en las actividades diarias la mente está en permanente actividad, ¡incluso cuando estamos sentados o acostados descansando el cuerpo!, ¡así es! … seguimos pensando en lo que hicimos, en lo que tenemos que hacer una vez que descansemos los pies, en que tenemos que llamar al amigo para que nos dé la receta que nos recomendó el otro día, y cualquier otra cantidad de pensamientos siguen y siguen sin parar, manteniendo ocupada la mente y accionando permanentemente el cerebro.

Una forma de descansar la mente es dormir profundamente, pero durante el día debemos estar despiertos y luego de mucha actividad sentimos cansancio mental, y claro que también ya sabemos que una forma magnífica de descansar la mente es meditar. Sí, pero muchos pensamos luego de ver propagandas sobre meditación: “¿Cruzar las piernas como un gurú o como un lama?, ¡así de enredadas!, ¡caramba!, si eso es descansar … yo con sólo verlo así ¡ya me cansé!”

Entonces, ¿se puede meditar fácilmente … y cómodamente? Pues claro que sí. Resulta, que ya se ha estudiado y se sabe, que la meditación proporciona excelentes resultados cuando la hacemos en una posición cómoda de acuerdo a nuestras posibilidades físicas, y en un ambiente tranquilo y agradable … es decir; ¡a nuestro entero gusto y satisfacción personal!

Meditación en casa

Se puede meditar sentado en una silla cómoda y ergonómica, se puede meditar en la cama, o en el sillón, o en el piso, o en el jardín … ¡o la orilla de la playa!, ¡o flotando en el agua tranquila!, ¡o hasta paseando! Lo importante es estar cómodo y a gusto. También se puede, durante la meditación, escuchar melodías suaves, o música especialmente creada para meditar así como la grabación de una meditación guiada, o simplemente escuchar los sonidos del ambiente donde uno se encuentra meditando. 

Una vez que se está en un ambiente agradable y en una posición cómoda entonces se comienza. También es adecuado establecer un horario, tal como fijamos a qué hora vamos al gimnasio o a qué hora vamos al trabajo. Se recomienda entonces meditar al menos una vez al día ¡así sea sólo por 10 minutos!

¿Una meditación fácil? Respira sintiendo como el aire entra y sale suavemente por tu nariz, y ve pasar y deja ir los pensamientos en tu mente, tal como se ven pasar y se dejan ir las nubes en el cielo inmenso …

Buda Sonriente Meditando Acostado      ¡Salud y Prosperidad!