energy flow patricia chalbaud

El yoga es una práctica muy poderosa, no solamente nos da infinitos beneficios físicos y espirituales, también puede ser la fuente de todos nuestros deseos positivos. Hoy comparto tres maneras de alcanzar los sueños haciendo yoga.

La primera manera de alcanzar un sueño es sembrar una intención o “SANKALPA” (palabra en sanscrito que significa intención, propósito, determinación). Un Sankalpa es  una frase corta y positiva que funciona como receptáculo de la energía emanada en tu práctica para ser utilizada con una intención, ya sea para mejorar algún aspecto de tu vida, cambiar algún hábito, o materializar cualquier deseo. Por ejemplo un modo sencillo de utilizar el Sankalpa para una persona que le cuesta despertarse en las mañanas su Sankalpa podría ser: “Me despierto todos los días enérgico, alegre y proactivo”.

El propósito del Sankalpa es transformar nuestro patrón de vida de modo positivo. La idea es repetir la frase al menos 3 veces mientas nos encontramos en estado de Nidra y de esa manera es  recibida por nuestra mente consciente y subconsciente como una orden, convirtiéndose en una creencia y por ende en una realidad para nosotros. Se debe repetir la misma frase en cada práctica hasta lograr el cambio deseado.

La segunda manera es realizando tu práctica con fe y entrega. La práctica de Yoga es considerada una ofrenda a los Dioses, ellos te bendicen otorgándote a cambio cualquier cosa que quieras lograr o tener, esta es otra forma de Sankalpa, el método para pedirlo es muy sencillo, simplemente en el momento del cierre de la sesión de yoga cuando te encentras en postura de loto o medio loto con las manos en el pecho en forma de oración, puedes pedir tu deseo. Aunque debo advertirte que hay ciertos códigos éticos que deben ser cumplidos, como que tu deseo sea siempre positivo y para hacer el bien. Es por eso que en muchas prácticas como la de Ashtanga se recita un mantra al finalizar la práctica que no es más que un Sankalpa donde se pide paz para todos los seres del mundo. Es decir, dedicas toda la energía emanada de tu práctica a ese fin en particular. Así como pides paz para el mundo puedes pedir un deseo personal, y repetirlo en cada practica hasta que se cumpla. Una vez que esto ocurra puedes cambiar a otro deseo.

La tercera manera de realizar este trueque energético es haciendo 108 salutaciones al sol; siempre que hagas 108 saludos al sol seguidos, hazlos con una intención y te aseguro que se te cumplirá lo que pidas. Mantente enfocado durante la práctica en tu intención, ya que tus salutaciones al sol serán un receptáculo de energía y el hecho de colocarles una intención las hace poderosas, toda la energía producida en tu práctica traerá a tu vida eso que tanto deseas.

Si la fe e intención que depositas en tu Sankalpa es lo suficientemente fuerte como para hacer 108 Saludos al Sol, seguro que el Universo conspirará y tu deseo se te hará realidad.

(Este artículo contiene textos de Veronica Curiel vía Inspirulina)

Sígueme en Twitter @somosmargarita

Instragram @pchalbaud

FanPage

logopattypequ