atencion_plena_meditacionEstar en presente nos permite disfrutar de la vida conectados con nosotros mismos. Generalmente en presente estamos bien. Respiramos, vivimos, estamos aquí y ahora, eso es ya un privilegio, porque simplemente podríamos no estar aquí y ahora, es más, sabemos que un día no estaremos, porque eso valorar nuestro presente nos impulsa a ser felices…

Me encanta la frase “Atención plena”  que usa el budismo porque nos invita a estar presentes aquí y ahora, atentos a nosotros mismos.

Atención plena es poder centrarnos en atender una acción, un objeto, totalmente enfocados. Todos podemos prestar atención a algo por un espacio de tiempo determinado antes de fastidiarnos y dejar de prestar atención. La atención plena se trata de seguir prestando atención y descubrir que nos distrae, porque es esa distracción que nos desconecta del momento presente donde ocurre la vida.

Cuando podemos ver los valores, los miedos, los apegos, las emociones, podemos ver que nos hace viajar al pasado o desear movernos al futuro, perdiéndonos el momento presente.

En atención plena nos escuchamos, miramos, sentimos, prestamos atención a nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestras acciones, nuestra intuición se desarrolla y escuchamos los susurros del alma indicándonos el camino. Es una forma maravillosa de encontrarnos con nosotros mismos.

Hoy te invito a mantenerte en atención plena de manera sencilla y consciente:

1.- Medita desde tus actos cotidianos. Actos como cepillarte los dientes, bañarte, vestirte, cocinar, lavar los platos, arreglar tu cama, abrazar a alguien, caminar, esperar, estar en una cola, conviértelos en un momento sagrado, respira conscientemente y dedica toda tu atención plena a lo que haces, presta completa atención al presente.

2.- Dedica dos momentos de tu día a la meditación, siéntanle con la espalda recta, respirando profunda y lentamente,  atiende plenamente tu postura y tu respiración, tu experiencia de la meditación será mejor si pones su cuerpo en una postura que te ayude a prestar atención. Así, no es solo un esfuerzo para prestar atención a la mente, sino que asumen una postura en la que también su cuerpo esté atento. Cuando logres estar tranquilo y relajado, comienza a recorrer mentalmente cada área de tu cuerpo, atiéndelo con detalle, relaja cada área de tu hermoso cuerpo y visualízate en luz divina, resplandeciente y radiante.

3.- Hoy no te preocupes por lo que paso ayer, ni por lo que vendrá mañana. Cuando te atrapes pensando en el pasado o futuro, lleva tu atención plena al presente, a tu respiración, a lo que ves, sientes, oyes, percibes y concéntrate en una acción a la vez.

Para mas información escribeme a info@patriciachalbaud.com  #yoga #meditacion #meditar #medita #budismo #yogui #mindfulness #hazyoga #luz #alma #espiritu #armonia #equilibrio