intuicionCuando el cuerpo actúa

espontáneamente,

se llama instinto.

Cuando el alma actúa

espontáneamente,

se llama intuición.

Osho

La intuición es esa vocecita interna que te dice con suavidad: hazlo, detente, salta, llama, cuidado…. Es ese saltito en el corazón que nos indica que debemos hacer.  Es la capacidad que tenemos de entender las cosas sin tanto razonamiento.

La intuición nos guía día a día, nos ayuda a curar el cuerpo, a calmar la mente, a conocernos mejor, es experta en para problemas emocionales y le encanta liberarnos de lo que ya no nos sirve.

Cuando hablamos de intuición, inmediatamente nos viene a la mente lo femenino, las mujeres naturalmente somos muy intuitivas, pero esto no quiere decir que la intuición sea una cualidad exclusiva de la mujer, la verdad es que podemos desarrollarla ambos géneros

Es como un “músculo” que hay que trabajar para desarrollar, si se deja de usar, en un instante se vuelve fugaz y escurridiza, pero la verdad nunca se va.

Tu intuición no habla con palabras, pero si se hace sentir sutilmente con sus aleteos del alma y con movimientos producto de la herencia genética.

Por ejemplo tu cuerpo sabe antes que tu mente cuando está enfermo y te impulsa a curarlo haciendo que te provoque comer o beber justo lo que necesitas o te guía para mostrarte que necesitas hacer, quizás descansar, respirar, dormir, salir a caminar, etc…

Cuando estás en una situación de peligro, generalmente la intuición te avisa, quizás un “olor” active tu mecanismo de defensa, o un escalofrío te recorra y te haga ver alrededor, a veces el corazón palpita diferente o “algo” te dice sal de aquí…

Como desarrollar la intuición

Me  parece que no hay nada más confuso y difícil que recomendar la frase “sigue a tu corazón” “déjate llevar por la intuición”  Pero tengo que confesar que no hay otra forma,  la verdad es que con la intuición la cosa es así… esto la hace parecer una lengua extranjera para muchos. Es un lenguaje donde hay  palabras donde no existen letras y sonidos que coincidan y vaya, el secreto es aprender a escucharla!

¿Entonces como desarrollarla?

•        Un ejercicio excelente para desarrollar la intuición es meditar. Está probado que meditar diariamente no solamente es importante para desarrollar la intuición, sino que además prepara la mente para recibir información que muchas veces pasamos por alto. Para meditar puedes usar la técnica que mejor funcione para ti, pero lo importante es que lo hagas todos los días.

•        Practica el siguiente ejercicio de meditación: cierra los ojos. Lleva tu atención a la respiración, siente como entra y sale el aire de tu cuerpo, deja que los pensamientos se apacigüen, conéctate con la quietud interior. Ahora  presiona el dedo pulgar a la punta de cada dedo. Ve pasando uno a uno y respira, siente que sucede, trata de las sensaciones en tu cuerpo, respira y siente.

•        Cierra los ojos y respira con suavidad. Después trata de sentir una paz infinita. Visualiza un lugar que te transmita calma y te dé seguridad. Obsérvalo atentamente y no te pierdas ningún detalle. ¿Cuál es su aroma? ¿Hace viento? Piensa en el verde de la naturaleza, en los susurros de las olas del mar, en ese prado dorado acariciado por el viento… Piensa en todos los detalles que puedas y memorízalos. Respira profundamente, abre los ojos y vuelve a la realidad. Te sentirás mucho mejor, y no solo eso: tu intuición, si lo haces seguido, se verá beneficiada.

Con la práctica diaria, la meditación, la atención a lo que sientes y amor por ti puedes aprender a escucharte y poco entender no solo los golpes de intuición en el corazón, aprenderás también que muchos de síntomas físicos comunes son simplemente codazos en bruto de tu alma, que te llama al cambio, al crecimiento a la evolución.

¿Ejemplos? El deseo de salir de tu trabajo puede relacionarse con dolor de estómago.  Una relación estancada puede traer a la mente la fatiga y  dolor en tus huesos. Mantenerte mucho tiempo en la zona cómoda pueda traducirse en decaimiento…

Si cuando tienes que tomar una decisión importante sientes que alguna de las opciones no te hace sentir bien, entonces es que no es la correcta. Cada persona necesita emociones y situaciones distintas, y lo que para uno está bien para otro puede ser totalmente equivocado.

Debemos escuchar a nuestra voz interior.

¿Cuántas veces has tenido esa sensación en el estómago que te impulsa a hacer algo sin una razón aparente? Escuchar esas corazonadas probablemente te ayudó a evitar un accidente, o te llevó a estar en el lugar correcto en el momento preciso para conseguir ese trabajo, o a cruzarte con esa persona especial que ahora forma parte de tu vida.

Tu intuición es tu guía interior, así que debes aprender a confiar en ella. Puede que al principio te asuste un poco la idea de comenzar a dejar tus decisiones en sus manos, pero es precisamente eso lo que te permitirá seguir desarrollándola.

Mejorar la intuición beneficia a tu salud física, mental y emocional. Confía en ti!

Sígueme en Twitter @somosmargarita

Instragram @pchalbaud

FanPage

logopattypequ

 

Patricia Chalbaud

BIO Patricia Chalbaud

Master Yoga Federación Internacional de Yoga. Miembro RYT500 Yoga Alliance International.. Asesor Holistico Integral. En la actualidad dirige clases de Meditación, Yoga Chandrika y Yoga Kundalini. Trabaja en talleres y consultas privadas en pro del empoderamiento del ser y sanación emocional a través de liberación de esquemas mentales y energéticos obsoletos.