Este post es mas para mis queridos caballeros (me van a amar si aplican algo de estas recomendaciones con sus mujeres) pero también es para recordar a las mujeres quienes somos (y para que ayudemos a los hombres a conocernos y hacernos mas plenas sexualmente)

La mujer tiene un ciclo de excitación diferente al del hombre, mientras el hombre es visual, impulsivo y rápidamente está listo para la acción. La mujer es receptiva, magnética y necesita más tiempo para avivar el fuego interior y dejar salir esa energía infinita que lleva dentro y que se transforma en orgasmos.

La excitación de la mujer puede ser extensa e intensa y dar un placer increíblemente prolongado para ambos, pero acceder a esa excitación requiere darte el tiempo de despertar sus sentidos y permitirle sentir su propia y particular excitación, una mujer necesita tener la suficiente conexión contigo como para sentirse libre y confiada de sacar su verdadera esencia sexual y entregarse a la experimentarla contigo.

Esto quiere decir que el sexo comienza en espacios que no tienen que ver con la cama, las mujeres activamos el sexo desde la mente, no solo es llegar y tocar, eso derriba la libido, antes de que eso pase debe haber un leitmotiv, un movimiento interno que la lleve a sentir el deseo de que llegues y la toques, el deseo de estar entre tus brazos, el deseo que nace desde la sensación de haberte elegido como hombre.

¿Que mueve a la mujer? Me encantaría leer a las mujeres de esta cuenta decirnos que las mueve, que las excita, que las hace decirse por un hombre y volverse loca de excitación.

Pero mientras ellas se atreven, veamos que hacer para excitarla…

Entendamos que a la mujer la lleva al orgasmo una suerte de tensión sexual donde se le da y se le quita… la energía sexual crece cuando la vas excitando poco a poco, haciéndole saber que esta en tu mente, que le importas, que la deseas, que entre todo lo que vives tu energía apunta a querer estar con ella, palabras, caricias, besos elevan la energía, repentinamente apártate para dejarla sentir que despertaste en ella, y que es ella quien quiere sexo, quien quiere más de ti, quien se desespera si no esta contigo.

Las mujeres en general quieren atención, confianza, sentirse seducidas, deseadas, pero no invadidas, les gusta que hagan espacio por y para ellas, que las acaricien, las besen, las vaya despertando y guiando su poderosa energía interior, al llevarlas a un punto de excitación alto soltarla y dejarla actuar.

Una mujer abierta al sexo, se sienta relajada, deseada, querida, pero sobre todo conectada a ti, le interesas, le haces sentir única, le gustas por ser quién eres, por conocerla, escucharla, disfrutarla, gozar su forma de ser y de vivir, desde allí ella sabe a nivel inconsciente que juntos pueden construir una energía sexual poderosa que desencadena en el orgasmo sin tener que pensar ni sentir que ese es el fin de relacionarse contigo.

Cuando despierte su poderoso potencial sexual contigo, te permitirá tener experiencias increíbles, inolvidables, ¡despertar su energía es un juego delicioso, que vale la pena, es llevarla a sentir tanta excitación que sea ella la que te pida sexo, que sea ella la que no aguante más el deseo, que se moje, se desespere un poco y que solo tú puedas saciar esas ganas… vale la pena, créeme, lo vas a disfrutar!

BIO Patricia Chalbaud

Master Yoga Federación Internacional de Yoga. Miembro RYT500 Yoga Alliance International.. Asesor Holistico Integral. En la actualidad dirige clases de Meditación, Yoga Chandrika y Yoga Kundalini. Trabaja en talleres y consultas privadas en pro del empoderamiento del ser y sanación emocional a través de liberación de esquemas mentales y energéticos obsoletos.