nadi sodhana patricia chalbaudLe doy mucha importancia a los pranayamas porque la respiración es la única función fisiológica que permanece toda la  vida.  La respiración es el puente entre la mente y el cuerpo.

El ritmo respiratorio refleja nuestro estado interior, cuando estamos agitados la respiración es entrecortada y rápida.  Cuando estamos en estado de conciencia es relajada y profunda.

Los estados se pueden trabajar a través de la respiración.  La respiración calmada mejora la hipertensión y elimina los estados de  ansiedad. La rapidez de respiración reduce la duración de la vida.  La lentitud alarga la vida.

Según el yoga: “No hay que morir si la fuerza vital pránica no se pierde,  sino que se incrementa y se extrae de la fuente cósmica, derrotando a la  muerte y al destino”.

Por otra parte somos energía, y esta energía no camina al azar por nuestro cuerpo, sino que sigue circuitos bien  determinados: está canalizada y guiada.  Tenemos una red de  72.000 conductos llamados “nadis” (tubos en sánscrito) por donde circula la energía.

En el hombre ordinario, muchos de estos conductos no son permeables a las energías pránicas, y que por consiguiente la energía circula mal en el organismo, como el prana es el motor esencial de toda nuestra vida física y  mental, esta situación implica diversos desequilibrios psico-fisiológicos.

Uno de los objetivos iniciales del yoga es asegurar la libre circulación de las  energías pránicas en todos los niveles. Por esto los Rishis (maestros sabios hindues) han proclamado la  necesidad de una alimentación apropiada, de asanas que mantengan abiertos un máximo de nadis, de una vida sana y sencilla, en lo posible al aire libre, cada vez que lo permitan las circunstancias.

La práctica del yoga tal como la realizamos, permite  conservar permeables una cantidad suficiente de nadis y asegura un  metabolismo energético correcto y suficiente para las necesidades de nuestro cuerpo. Sin embargo, para alcanzar el estado de salud dinámico tanto sobre el plano mental como  sobre el físico, es indispensable el pranayama.

IDA Y PINGALA

Entre los conductos sutiles (nadis), los yoguis distinguen dos principales y que se  llaman Ida y Pingala. Ida es el conductor de energía cuyo origen es la fosa nasal   izquierda, y Pingala su homólogo de derecha, y a partir de cada fosa nasal estos  “conductos” o “nadis” llegan a la columna vertebral y corren a lo largo de ella.

Cada fosa nasal desempeña un papel particular. No son “intercambiables”. Es  recomendable que ambas estén perfectamente libres y en buenas condiciones. Para destapar las fosas nasales, podemos practicar “Jala Neti”, método para limpiar las fosas nasales mediante la aspiración de agua salada.

Para destapar una fosa nasal en  concreto recomiendo recostarse de lado contrario a la fosa nasal obstruida (si la fosa izquierda es la obstruida, sobre el costado derecho) y relajarse. Después de uno a tres minutos, se siente cómo se destapa la fosa y pasa el aire libremente, sin que se cierre la otra. Concentrándose sobre la fosa obstruida, se  acelera el proceso de descongestión.

Ida es la fosa lunar, refrescante, en tanto que Pingala es la fosa nasal solar, calorífica. Según la tradición yoga, se recomienda respirar de noche por la ventanilla derecha (Pingala). Para esto hay que dormir sobre el costado izquierdo.

Para la liberación y purificación de los nadis, el ejercicio clásico más eficaz se llama NADI SODHANA PRANAYAMA. Es una respiración alterna,  con el fin de equilibrar la corriente pránica que pasa por ambas fosas nasales, y principalmente de purificar la red completa de nadis.

NADI SODHANA PRANAYAMA

Adopta una posición cómoda con las piernas cruzadas y espalda recta, pon toda tu atención en tu respiración y haz conciencia de ella, como entra, como sale, cual es la temperatura del aire, que tiempo permanece en ti. Prolonga  tanto la inspiración como la espiración a su máximo confortable y proceder como a continuación se indica:

1º. Inspirar por el conducto nasal izquierdo presionando y cerrando con el  pulgar el orificio nasal derecho.

2º. Espirar por el conducto derecho abriéndolo y cerrando el conducto izquierdo con el anular.

3º. Inspirar por el mismo conducto derecho manteniendo la misma posición de los dedos.

4º. Espirar por el conducto izquierdo abriéndolo y cerrando el derecho con el pulgar.

Esto supone un ciclo completo.

Practicar varios ciclos, concentrándose en el paso del aire a través de las fosas  nasales. Cuando la técnica se controle, aplicar la relación 1:1 (igual tiempo de  inspiración que de espiración) comenzaremos con 5 unidades de tiempo de  inspiración y 5 de espiración, es decir, 5:5 e ir aumentando 6:6, 7:7.

Cuando  dominemos esta práctica ir pasando a la relación 1:2 (doble de tiempo de espiración que de inspiración) inspiración en 5 unidades de tiempo y espiración en 10 unidades de tiempo, es decir, 5:10 e ir aumentando 6:12, 7:14.

Momento favorable:  Tanto la mañana como la tarde son convenientes. Regla absoluta: nunca practicar después de una comida; esperar el menos media hora.

Instragram @pchalbaud FanPage

 

Patricia Chalbaud

BIO Patricia Chalbaud

Master Yoga avalada por la Asociación Venezolana de Yoga y por la Federación Internacional de Yoga. Miembro RYT500 de Yoga Alliance International.. Asesor Holistico Integral. En la actualidad dirige clases de Meditación, Yoga Chandrika y Yoga Kundalini en Isla Margarita. Trabaja en talleres y consultas privadas en pro del empoderamiento del ser y sanación emocional a través de liberación de esquemas mentales y energéticos obsoletos.